Quiénes somos y qué trabajo realizamos

Los 5 mejores anemómetros de 2018

Roberto Fernández
Roberto Fernández

Si has llegado hasta esta página, seguramente estés interesado en encontrar el mejor anemómetro del mercado, o, si acaso, el que mejor se adapte a tus necesidades.

Si es tu caso, has llegado a la página correcta, aquí podrás encontrar una comparativa en la cual se incluyen los mejores anemómetros, así como una descripción objetiva de sus características, tanto de sus glorias como de sus miserias.

Ojea las distintas posibilidades que tienes a tu alcance para saber qué producto te conviene más o cual se ajusta mejor a las prestaciones de tu jardín.

Los mejores anemómetros de 2018

1. Anemómetro Oregon Scientific WMR-500

Anemómetro Oregon Scientific WMR-500 Ver en Amazon

Fácil de transportar y capaz de recordar las áreas dónde ha trabajado, siendo disponible la consulta de este dato para las sucesivas mediciones.

Incluye la posibilidad de transportar los datos a través de un cable de USB.

Te permitirá calcular tanto la velocidad máxima como la velocidad media, contando para ello con las principales unidades de medida, incluidos los nudos.

Su reducido tamaño te permite llevarlo siempre contigo, ya sea en el bolsillo o ya sea atado en la cintura.

PROS
  • Lleva una batería que puede ser recargada con cierta rapidez, además de un sistema que optimiza el consumo de la misma.
  • Por tanto, ideal para hacer mediciones en el exterior y soportar fuertes lluvias, también puede ser llevado a alta mar, aunque no puede sustituir uno de tipo marítimo.
  • Hasta el más mínimo detalle ha sido pensado para asegurar la mejor portabilidad posible del mismo, es una opción magnífica para largos viajes por la montaña u otro tipo de travesías.
CONTRAS
  • No es el aparato más potente del mercado, ni mucho menos, sus reducidas dimensiones lo convierten en un aparato operativo para multitud de operaciones, pero del todo inservible para mediciones mínimamente complejas.
  • Según las opiniones de algunos usuarios, las instrucciones son demasiado breves y a la vez demasiado confusas, resulta relativamente fácil perderse entre sus páginas.
Comprar en Amazon (Precio: 198,89 €)

2. Anemómetro Windmaster 2

Anemómetro Windmaster 2 Ver en Amazon

Uno de los mejores medidores de viento de filamento caliente del mercado, un aparato profesional capaz de realizar mediciones mucho más precisas que sus competidores.

Cuenta con todas las aplicaciones más usadas de este tipo de aparatos, siendo su especialidad calcular la velocidad a la que circula el viento en un determinado momento.

Además, también es capaz de memorizar con la misma precisión tanto los valores mínimos como los máximos, ya sea del viento o de la temperatura.

Sin embargo, su elevado precio con respecto al resto lo aleja del publico no especializado, siendo más utilizado por profesionales del sector.

Su sensor de filamento caliente, es capaz de captar incluso los pequeños flujos de aire.

He creído conveniente nombrarlo para contar con anemómetros de todo tipo y condición, y para que seas consciente de lo que una de estas herramientas puede llegar a hacer.

PROS
  • Sin duda uno de sus mejores aspectos y, al mismo tiempo, uno de los responsables de su precio. Cuenta con multitud de funciones de memorización y además puede ser vinculado a un ordenador.
  • Aunque no está pensado para ello, Windmaster ha dado la posibilidad de transportarlo con unas mínimas garantías de seguridad gracias a sus completas fundas, que lo protegen.
  • Estamos delante de un aparato de gama media/alta, pensado para usuarios avanzados que necesitan realizar pruebas con un margen de error casi mínimo.
CONTRAS
  • Quizá demasiado elevado para el usuario medio, y por tanto se aleja de sus expectativas, aunque sus funciones tampoco se ajustan a las demandas o necesidades de ese sector del mercado.
Comprar en Amazon (Precio: 48,50 €)

3. Anemómetro Tacklife DA02

Anemómetro Tacklife DA02 Ver en Amazon

La reconocida marca de productos electrónicos Tacklife nos trae este potente anemómetro que se ha ganado las opiniones de los clientes a golpe de calidad.

Entre sus prestaciones, ofrece la posibilidad de medir la velocidad del viento en distintas unidades, y, además, permite registrar tanto el nivel máximo como el mínimo de viento que se ha producido.

En el paquete se incluye la batería de nueve voltios con la que funciona el aparato.

Por otra parte, cuenta con una medida ideal, ya que cabe perfectamente en el bolsillo del pantalón, es decir, es fácilmente transportable a cualquier parte, cosa que no todos los anemómetros pueden decir.

Sus buenos acabados son el resultado de la suma de un diseño solvente junto con materiales de alta calidad, que lo hacen destacar tanto por su aspecto como por la durabilidad del producto.

Una de las cosas que más me ha gustado de este producto, es su precisión, sorprendentemente buena para el precio que tiene.

Dicho de otra manera, este anemómetro presenta una óptima relación calidad-precio, en tanto que ofrece prestaciones de gama media-alta a un precio de baja gama, por tanto, es una compra más que recomendada.

PROS
  • Sus materiales resistentes te aseguran una buena esperanza de vida del producto.
  • Su reducido tamaño lo convierte en un aparto muy cómodo de transportar.
  • Su bajo precio contrasta con la cantidad, y la calidad, de las prestaciones que ofrece.
CONTRAS
  • Por desgracia, la pantalla no es retroiluminada, lo cual resulta bastante incómodo en determinados lugares del exterior.
Comprar en Amazon (Ver precio)

4. Anemómetro Kestrel 2000 Poket Wind

Anemómetro Kestrel 2000 Poket Wind Ver en Amazon

Otro potente aparato que podría considerarse una estación meteorológica portátil, además de bastante calidad, que te permite traspasar los datos tanto de tu ordenador como de tu smartphone, ya sea este Android o IPhone.

Este es un modelo intermedio de entre los que la marca Kerstel ha sacado al mercado, algunos ya incluyen incluso Bluetooth, que permite controlar los datos que arroja la herramienta en tu dispositivo, ya sea ordenador table o smartphone.

Incluye una brújula digital para calibrar la posición y puede llegar a memorizar hasta 12.000 datos.

Es impermeable, es decir, se puede mojar, aunque no sumergir, por tanto, puede soportar situaciones climatológicas adversas, como una lluvia intensa.

Ha sido construido con un plástico especial que lo hace resistente a la corrosión provocada por el paso del tiempo y al polvo típico de las tormentas.

Su avanzado sensor permite calibrar tanto bajas velocidades (0,6 m/s) hasta algunas bastante elevadas.

En definitiva, estamos ante un termómetro ideal para dejar al aire libre durante largos períodos de tiempo, ya que nos ofrecerá muy buena información, además no es especialmente grande, así que podrás dejarlo en cualquier rincón.

PROS
  • Cuenta con una autonomía de aproximadamente 400 horas, lo que lo hace uno de los más duraderos entre las gamas intermedias.
  • Su escala de calibración se mueve en valores más bien notables, llegando a captar desde los escasos 0,6 m/s, que significa que el viento prácticamente ni se mueve, hasta los 40 m/s, una velocidad nada desdeñable para un aparato de uso doméstico.
  • Puede soportar temperaturas que se muevan entre los -10º C y los 55º C, ambos valores relativamente extremos, especialmente en climas como el nuestro.
CONTRAS
  • Podría estar un poco “anticuado” en relación con sus homólogos, aunque en ocasiones, lo que no cambia es por una buena señal.
Comprar en Amazon (Precio: 120,89 €)

5. Anemómetro Vaavud VAV-1R Thor

Anemómetro Vaavud VAV-1R Thor Ver en Amazon

Dicen que lo mejor se suele dejar siempre para el final, por ello, me he reservado el anemómetro más vendido de Amazon, como podrás comprobar, el instrumento de la marca Vaavud es algo distinto del resto, en tanto que alberga dentro de sí características únicas.

Estamos delate de un dispositivo que puede convertir tu teléfono móvil, ya sean Android o iOS, en una pequeña estación meteorológica.

Su medidor de viento, que se puede conectar a tu teléfono móvil, es realmente preciso, fácil de limpiar y bonito de ver.

Su software integrado, permite obtener una panorámica de la velocidad media y máxima del viento, en tiempo real y a través de un gráfico con gran cantidad de detalles. Además, puede utilizar todo tipo de unidades de medida.

Si te gustaba trabajar con el display, este no es el instrumento que estás buscando, hay otras opciones que se adaptan mucho mejor a tus necesidades.

En definitiva, es un instrumento con el cual podrás trabajar desde tu smartphone a la vez que combina un portentoso diseño exterior. Relación calidad/precio es uno de los más potentes del mercado.

PROS
  • Se trata de un instrumento potente, capaz de resistir en condiciones climatológicas adversas, mientras que por fuera hace gala de un particular estilo que lo hace todavía más interesante.
  • Gracias a esta función, podrás disfrutar de un medidor potente desde la comodidad de una pantalla táctil, sin duda el mejor punto a favor.
  • Los desarrolladores de la marca Vaavud, han programado una aplicación para smartphone que sirve para interactuar con su medidor de viento, pudiendo interaccionar con sus distintos gráficos para obtener la mayor cantidad de información posible.
CONTRAS
  • La mayoría de opiniones que he recibido del producto parecen estar muy satisfechas con la vinculación entre esta herramienta y su Smartphone o Tablet, pero aún así, los más tradicionales echaran en falta la pantalla típica de toda la vida.
Comprar en Amazon (Precio: 36,29 €)

Consejos para comprar el mejor anemómetro barato

Los mejores anemómetros

Como otros muchos productos de tecnología, el mercado de los anemómetros ha crecido ferozmente en los últimos años, y escoger el mejor puede llegar a ser una tarea complicada.

Para echarte una mano, he recopilado los que, en mi opinión, son los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de comprar el mejor anemómetro.

Guíate por los siguientes consejos para encontrar la herramienta que mejor se ajusta tus necesidades, sean cuales fueren:

Un buen consejo que deberías seguir durante la instalación es calibrar de la manera más precisa posible la ubicación norte.

Todos los mejores anemómetros digitales, cuentan con la señalización de dicho punto cardinal en el sensor de la parte superior, cuya función es triangular la posición a la que sopla el viento.

Antes de empezar a realizar cualquier tipo de medición o comprobación, recuerda situar el aparato en un lugar adecuado para ello, casi imprecindible que sea al aire abierto, y mucho mejor lejos de cualquier construcción o barrera geológica que pueda interferir en la medición.

Si, además, tienes un anemómetro digital, presta mucha atención a las posibles interferencias electromagnéticas que pudieran afectarle.

Para ello, aléjate lo máximo posible de todo tipo de antenas, repetidores y otras fuentes de emisión de ondas de parecida procedencia.

Características a tener en cuenta a la hora de comparar un anemómetro

Uno de los aspectos que deberás tener en cuenta a la hora de comprar un medidor de viento, es sin duda el radio de medición del mismo, es decir, hasta qué velocidad puede llegar a medir, por ejemplo, desde los 0 hasta los 25 m/s.

Esto deberás valorarlo en función del uso que le quieras dar, es decir, si vas a usarlo en alta mar necesitarás que llegue a una velocidad mucho mayor que si vas a usarlo para el jardín de tu casa.

Otro aspecto a tener en cuenta, son las unidades de medida en las que se expresa, es decir si lo hace en metros por segundo, en kilómetros por hora o en nudos.

Esto ya será completamente a tu gusto, eso sí, cerciórate de que compres el aparato que compres incluya en su lista la unidad de medida con la cual estás más familiarizado.

Qué es y qué función tiene el anemómetro

Consiste fundamentalmente en un aparato con tres o cuatro cubiertas situadas alrededor de un eje vertical en movimiento.

La herramienta rodará más rápido cuanto más rápida sea la velocidad del viento, y por tanto se va a servir de ese dato (vueltas dadas en un período determinado de tiempo) para encontrar el valor deseado.

En cuanto a la descripción física del producto, como habrás podido apreciar, se trata de un instrumento compacto de una dimensión similar a la de un teléfono móvil, que, como norma general, funciona a través de una batería.

Uno de sus principales beneficios, es que se trata de una herramienta portátil, incluyendo en la compra del producto, en la mayoría de los casos, una funda que te permita transportarlo con comodidad.

¿Cuál es su función? Fundamentalmente sirve para calcular la velocidad del viento, expresada como norma general en km/h, aunque también puede ser medido en función de otras escales de valores como la Beufort o incluso, los ambientes náuticos o marítimos, en nudos

¿Cómo funciona? En la parte superior del aparato suele tener un sensor llamado anemoscopio, que rueda sobre si mismo y se erige en la posición en la que sopla el viento, tal y como hacen los pararrayos u otros tipos de antenas.

Qué mide el anemómetro

Mide fundamentalmente la velocidad del viento utilizando distintos tipos de unidades de medida como por ejemplo los kilómetros por hora o los metros por segundo.

Johan Patterson, allá por el 1926, fue quien construyó el anemómetro tal y como lo conocemos actualmente, aunque otros inventores, entre ellos Leonardo Da Vinci, inventaron instrumentos similares para poder calibrar la velocidad a la que soplaba el viento.

Desde 1926, cuando se inventó el anemómetro, hasta la actualidad, han ido sofisticándose cada vez, hasta llegar a entenderse a la perfección con las tecnologías más actuales como podrían ser los ordenadores o los smartphones.

Tipos de anemómetro

Dependiendo de la función que le quieras dar, hay gran variedad de tipos, este dato es fundamental para encontrar el que más se adecua a nuestras necesidades, los principales tipos son:

Los de filamento caliente

Suelen ser aquellos que cuentan con las dimensiones más reducidas, pero también las más sensibles, son especialmente usados para medir los sistemas de ventilación.

Los de bolsillo

También de reducidas dimensiones, pensado para ser transportado con facilidad, dependiendo de la complejidad del modelo, será capaz de medir tanto la dirección del viento como la temperatura o incluso la humedad.

Este tipo de instrumentos son para todos aquellos que estéis buscando un carácter más generalista, que incluya más funciones que simplemente medir la velocidad del viento.

Los de empuje

algo más específicos, usan la fuerza que el viento ejerce sobre una superficie. Suelen ser usado por usuarios algo más avanzados en el manejo de este tipo de calibradores.

Los marinos

forman parte del equipo técnico de los barcos, están específicamente diseñados para medir la velocidad del tiempo en alta mar.

Los de aspas

orientados a exteriores, suelen contar con una precisión mayor que el resto y son usados para prevenir rachas de viento huracanado.

Los de compresión

compuestos por dos diminutos tubos, capaz de pedir tanto la presión estática como la dinámica, extrayendo de la relación entre ambas la rapidez con la que sopla el viento.

Los de hélice

Puede que sean los más utilizados, en parte por su sencillez junto a la efectividad y una precisión nada desdeñable. Sin embargo, su beneficio más destacable es la posibilidad de realizar una medición a distancia.

Estos son a grandes trazos, los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de adquirir una herramienta de este tipo, por tanto, te recomiendo leerlos con atención para comprar los mejores anemómetros baratos.

Puntuación: 0/5 - Han votado 0 personas.